Por qué mi tienda online no vende

Si quieres saber la respuesta a la pregunta «por qué mi tienda online no vende» esto te interesa. No son pocos los clientes que llaman y solicitan ayuda para que su tienda online arranque. Se trata de empresarios que apostaron por crear este nicho de mercado, alguien le creó la web, pero ahora no venden todo lo que desearían. La respuesta es clara: Necesitan invertir tiempo y recursos en marketing digital.

Cómo puede el marketing digital aumentar las ventas online

En primer lugar, hay que saber que cada negocio es distinto. El consumidor online se comporta de diferentes formas según que sector se trate. Por eso, es primordial conocer bien el negocio y analizar el sector en el que la empresa opera. Cuando unos clientes piden ayuda y asesoramiento digital, lo primero que hacemos es visitar su negocio e interesarnos por el producto o servicio que comercializan. Una vez se tiene claro cómo funciona el negocio y el sector en el que opera se elabora un plan de marketing digital. Esté será la base de todas las actividades que se realicen con el fin de aumentar las ventas online.

En el Plan de Marketing Digital se estudia bien la empresa, el sector y el consumidor. No vale de nada que una agencia de comunicación o marketing proponga invertir grandes cantidades de dinero al cliente sin conocer exactamente cómo es el proceso de comercialización, qué tipo de productos existen en la empresa, etc. Además, conocer el sector nos dará información muy importante para adentrarnos en el y competir digitalmente. Conocer el consumidor es prioritario, ya que si conocemos lo que le gusta o cómo se comporta en Internet podremos serle útil, prácticos y cómodos en sus compras online. Uno de los objetivos será estar presentes frente al cliente potencial en el momento oportuno que exista la necesidad de compra online.

Por tanto, uno de los objetivos principales será aparecer digitalmente justo en el momento preciso en el que el consumidor tenga la necesidad de compra. Esto no es tarea fácil. Se necesita, como he comentado anteriormente, conocer primeramente la empresa, el sector y el consumidor. Con la información a nuestro alcance, solo necesitaremos realizar aquellas actividades que nos hagan crecer y ser competitivos digitalmente.

El Plan de Marketing Digital como aliado esencial

Nunca es tarde para elaborar un plan de marketing digital. De hecho, lo ideal es realizarlo periódicamente para ir mejorando año tras año. Si quieres tener respuesta a la pregunta de «Por qué mi tienda online no vende» ya sabes lo que tienes que hacer. No es difícil, pero es recomendable estar bien asesorado y contar con la ayuda de profesionales del marketing.

Hace unos años, en muchos sectores a penas había competencia y era fácil crecer digitalmente. Ahora, las cosas están cambiando. Existen millones de tiendas online en todo el mundo, el comercio es internacional, el consumidor cada vez más exigente y la competencia más feroz. Si no quieres que tu negocio se quede atrás tienes que invertir dinero, y tienes que hacerlo inteligentemente. Solo el trabajo bien hecho es el que ofrece resultados. Hoy cualquiera dice saber gestionar el marketing digital sin tener la formación y la experiencia adecuada. Incluso, he llegado a ver agencias de comunicación que ofrecen servicios digitales sin tener ni idea de conceptos básicos de marketing. Su negocio está en engañar por unos meses a pequeñas empresas que quieren vender online y luego dejarlas ir sin haber obtenido ningún resultado. Una agencia sería debería ser aquella comprometida con los resultados, siendo consciente de que cada cliente es único y tiene un negocio especial.

El Plan de Marketing Digital nos va a proporcionar una fuente informativa esencial. En primer lugar, conocer la empresa lo máximo posible: qué vende, cuántos trabajadores son, cuál es su historia y evolución, los valores y filosofía, negocios actuales y pasados, proceso de comercialización, etc. Esto nos dará una guía básica de actuación en el futuro y nos permitirá adaptarnos a las necesidades del negocio. Posteriormente, hay que analizar el sector de la empresa. Saber si es un sector maduro, en crecimiento, etc. Además de comprobar qué otras empresas como la nuestra opera online y por tanto son competencia, así cómo averiguar sus técnicas de actuación digital. Una vez se conoce la empresa y el sector, hay que estudiar muy bien al consumidor del producto. Entender sus necesidades, por qué compra online, qué le gusta y qué le incomoda, dónde se ubica o qué edad tiene, entre otros muchos rasgos determinantes. Con esta información se plantearán unos objetivos medibles y creíbles a corto, medio y largo plazo; así como una estrategia global que permita su consecución.

Los objetivos que se planteen tienen que poder medirse como requisito básico. Así por ejemplo, no vale la pena marcarse el objetivo de aumentar un 15% las visitas web si se desconoce el nivel de tráfico web. De igual modo, han de ser creíbles y factibles, es decir, que puedan lograrse si se emplean los esfuerzos adecuados. No podemos pedir aumentar las ventas el doble si sabemos que eso es imposible con los medios actuales.

Si una tienda online es de nueva creación ha de saber que los pedidos no llueven de la noche a la mañana. Cuando cree mi primer negocio digital necesité seis meses para obtener el primer cliente. Igual le ocurre al agricultor, primero siembra y después recolecta. No hay trucos de magia ni dinero que valga para alcanzar el éxito digital. Por eso, es tan importante pararse a pensar previamente y analizar el negocio que se quiere desarrollar, con el fin de encontrar las estrategias digitales que permitan alcanzar los objetivos perseguidos.

Técnicas de marketing digital según cada negocio

Cada negocio es único. Por eso, lo que sirve a unos no les vale igual a otros. Existen muchas técnicas de marketing digital que se pueden aplicar para incrementar las ventas online. Sin embargo, según qué tipo de negocio o el comportamiento del cliente solo podrán ser importantes unas pocas. Es por eso, tan importante el Plan de Marketing Digital.

Si estás leyendo esto, seguramente sabrás que, existen técnicas tan comunes como el SEO, el SEM, Social Media, Email Marketing, etc. ¿Pero cuáles realmente necesita tu negocio? Brevemente, intentaré explicar ligeramente las más importantes para que puedas hacerte una idea general.

El SEO (Search Engine Organic) es el posicionamiento natural de la web. El objetivo es que cuando alguien escriba el nombre de tu negocio en Google u otro buscador aparezca. Del mismo modo, cuando alguien busca el nombre de un producto o servicio en Internet podrá mostrarse si la web está bien posicionada. Esto no es tarea fácil. Sin embargo, con trabajo y constancia se puede ir aumentando este posicionamiento en el ranking de los principales buscadores. Este trabajo requiere de importantes y complejas técnicas que permiten una mejor navegación del usuario en la web y un mejor rastreo de los robots de Google para facilitar su trabajo y que coloque la web en mejores resultados de búsqueda.

El SEM (Seach Engine Marketing) es la publicidad del siglo XXI. Olvidate de los anuncios en la prensa, la radio o la televisión, es pasado. Hoy en día, la publicidad es inteligente y eficiente. De tal manera que se pueden crear anuncios segmentados que sólo puedan mostrarse a tus clientes potenciales, sin molestar y pagando solo por cada click. Aunque puede parecer sencillo y tentador, detrás se esconde una auténtica maquinaria que ha de usarse inteligentemente para obtener rentabilidad y resultados.

Las redes sociales o Social Media son la clave de muchos negocios y una molestia para otros. Un arma de doble filo que hemos de controlar. Conocer bien al consumidor nos permitirá saber qué le gusta y mostrarle ese contenido en su medio de entretenimiento, las redes sociales. Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que cada vez los algoritmos de Facebook, Instagram, Twitter… son más y más complejos, por lo que se requiere mostrar mucha atención a todos los detalles que involucran estas técnicas del marketing digital.

Es curioso ver como una de las técnicas del marketing digital más antiguas continua siendo la más rentable y eficiente para muchos negocios. Me refiero al Email Marketing o lo que es lo mismo la venta online a través del correo electrónico. Igual que con las redes sociales puede ser un arma de doble filo si no se hace bien. Si se abusa de esta técnica posiblemente enfadaremos al cliente y se dará de baja o nuestras campañas acabarán siendo Spam. Por eso, requieren de tiempo y dedicación. Actualmente, además con la Ley de Protección de datos, se necesita un estricto control de las bases de datos y los permisos del cliente para recibir la publicidad. De lo contrario, el receptor puede denunciarnos por uso ilegal de sus datos personales entre los que se encuentra su dirección de email.

Rentabilizar mi tienda online rápidamente

Si has leído todo lo anterior sabrás que esto no es posible. Para rentabilizar una tienda online se necesitan tiempo y recursos. Estar en buenas manos es crucial para no llevarte disgustos y pagar más de la cuenta. Un Plan de Marketing Digital es básico y esencial para entender bien el negocio, el sector y el consumidor. Siendo este la base para la marcación de objetivos medibles y reales, así como una estrategia que lo hagan realidad. Pero te preguntas: Cómo rentabilizar mi tienda online.

Para rentabilizar una tienda online, además de todo lo anterior deberás llevar un buen control y una buena gestión administrativa. Cuando una tienda online comienza a vender mucho en Internet es fácil derrochar el dinero en publicidad o en campañas ineficaces. Por eso, será necesario un buen control económico de los ingresos y gastos; conocer la rentabilidad en todo momento y cuadrar las cuentas para que todo funcione bien.

En España, hay una corriente muy común de querer hacer las cosas a ojo. El «más o menos» y hacer las cuentas sin un rigor económico claro han llevado a muchas empresas a la quiebra y el endeudamiento. Si una empresa con negocios online quiere seguir invirtiendo y crecer cada vez más necesita tener un estricto control económico y una contabilidad analítica que le permitan tomar decisiones eficientemente. La información es poder. Y la información está en todas partes. Por eso, para rentabilizar una tienda online eficazmente y antes que la competencia se necesita una constancia administrativa y contable que posiblemente otros negocios no tengan.

Ahora que ya te he dado algunas pistas y consejos para que puedas vender más y rentabilizar tu tienda online, solo queda darte las gracias por haber leído mi post e invitarte a que te suscribas a este blog en el que intentaré publicar poco a poco artículos como este. ¡Muchas gracias!

Más Entradas